Cómo llenar una solicitud de admisión universitaria

Cotización de traducción GRATUITA


Una guía detallada para llenar una solicitud de admisión universitaria para los EE.UU.

Ya rendiste las pruebas SAT o ACT. Ya has averiguado sobre las universidades en los EE.UU. Y has decidido a cuáles quieres postular.

Ahora por fin, puedes empezar a llenar las solicitudes de admisión.

¿Por dónde comenzar? ¿Qué escribir? ¿Qué no escribir? El llenar una solicitud de admisión universitaria puede ser tanto tedioso como terrorífico. Esta guía puede ayudarte a desglosar el proceso.

Antes de llenar una solicitud de admisión universitaria

Lo más importante que debes recordar es que tú no vas a llenar la solicitud solo y por tu cuenta. Normalmente se necesita por lo menos una carta de recomendación de un profesor o consejero estudiantil y necesitas además copias oficiales de tus certificados de calificaciones y puntajes de las pruebas. Asegúrate de enviar a todos los formularios necesarios con mucha anticipación para que sean enviados a tiempo a las instituciones de tu elección.

Hazlo todo con anticipación. Si intentas llenar una solicitud en el último minuto, incrementas las oportunidades de omitir alguna información requerida o presentar un ensayo mal redactado o ambas cosas.

Llenando una solicitud de admisión universitaria en los EE.UU.

La solicitud comienza de forma simple, con información personal básica como tu nombre, dirección, correo electrónico, ciudadanía o estatus migratorio y otra información parecida.

También necesitas proporcionar información familiar tal como con quiénes vives (padres, familiares, guardianes) e información sobre tus padres y hermanos y sus antecedentes educacionales.

Hasta ahora vamos bien. Frecuentemente, hay una sección opcional donde puedes poner información sobre tu identidad étnica, estado civil y otra información personal que puede ayudarte si eres un estudiante internacional o perteneces a una minoría étnica. A las instituciones de educación superior normalmente les gusta tener alumnado diverso.

Lo siguiente es llenar tu información académica, como por ejemplo en que escuela estudias (o estudiaste), el nombre de tu consejero estudiantil y su información de contacto, escuelas en las que estudiaste anteriormente y clases universitarias que hayas completado.

También debes incluir los resultados de las pruebas SAT o ACT y los puntajes de TOEFL u otra prueba de competencia en el idioma inglés (si el inglés no es tu lengua materna.) No basta con escribir los puntajes y resultados de las pruebas. También tienes que tener los certificados de notas oficiales y puntajes enviados por las instituciones que administran dichas pruebas. Es tu responsabilidad, así que no lo dejes para después.

Haciendo una lista de tus logros en la solicitud de admisión universitaria en los EE.UU.

Ahora puedes empezar a destacarte de los otros candidatos. Necesitas una lista de tus premios académicos que hayas recibido desde el 9no grado- cuadro de honor, becas de la National Merit Society y similares- así como actividades extracurriculares en la escuela preparatoria. Los méritos notables logrados antes del 9no grado también pueden contar pero sólo si has hecho algo realmente extraordinario.

“Extracurricular” significa todo aquello que no es parte obligatoria del programa escolar. Quizás juegues para el equipo de tenis de tu escuela o eres voluntario en un comedor de beneficencia o tienes una colección sorprendente de estampillas. Todo eso cuenta como actividades extracurriculares.

A las instituciones universitarias les gusta saber qué tipo de persona eres tú, aparte de tus calificaciones o puntajes de pruebas. Cuanto más polifacético seas, mejor lucirá tu solicitud para las oficinas de admisión.

A las instituciones universitarias les gusta saber si has tenido un trabajo de medio tiempo o de verano durante la escuela preparatoria. Esto te ayuda a demostrar que eres responsable y capaz. No temas incluir tu experiencia laboral. Algo es mejor que nada.

Los ensayos de admisión universitaria en los EE.UU.

Hasta este punto has llenado tu solicitud de admisión con cosas que has hecho. Las muestras de redacción o muestras te dan la oportunidad de influir en la forma cómo la gente que lee tu solicitud te verá a ti.

Muchas instituciones universitarias requieren dos ensayos o “declaraciones personales”, uno breve y otro extenso. La solicitud común de admisión requiere un ensayo de 150 palabras o menos que es describir en detalle tu actividad extracurricular o experiencia laboral y otro más de por lo menos 250 palabras.

Los ensayos más extensos te dan distintas opciones, incluyendo escribir sobre el tema de tu elección. Los temas pueden ser, escribir sobre una persona que haya tenido una influencia significativa en tu vida o, un hecho de importancia (personal, local, nacional o global) y que importancia tiene para ti y lo que tus antecedentes personales pueden aportar a la diversidad de la institución universitaria.

Algunas instituciones que aceptan la solicitud común de admisión también piden un ensayo adicional con sus propias especificaciones. Asegúrate de averiguar con la escuela o universidad antes de enviar tu solicitud.

Puedes hablar sobre ti en la declaración personal. Sin embargo, hay algunos temas de los que tienes que alejarte. Los puntos de vista políticos pueden ser riesgosos. Esta bien hablar de cómo colaboraste con un partido político en las últimas elecciones pero sin insinuar que las personas que no votan por este partido están equivocadas o son estúpidas. Nunca se sabe quien va a leer tu solicitud. Otros temas que debes evitar son sexo, drogas y alcohol, fiestas o sobre tu novio(a) (sin importar lo maravilloso(a) que sea). Si escribes sobre un viaje que hiciste, no hagas que suene como un diario de viajero. Es bueno escribir sobre como una pintura del museo de Louvre cambió tu forma de pensar acerca del arte (especialmente si el arte es uno de tus mayores intereses). No es tan bueno escribir sobre lo maravilloso que fue el hotel donde te hospedaste en Paris (a no ser que estés planeando convertirte en administrador hotelero.)

Ya sea lo que decidas escribir, asegúrate que refleje tu pensamiento y no lo que tú crees que las instituciones quieren leer. Los comités de admisión leen cientos y hasta miles de ensayos de admisión; así que la mejor forma que tu ensayo se diferencie del resto es sólo siendo tú mismo. Tómate el tiempo necesario para escribirlo. Tienes que darte el tiempo suficiente como para dejar de escribir por algunos días de forma que lo vuelvas a retomar con la mente más fresca y tener tiempo para pulirlo (y revisar si tiene errores gramaticales u ortográficos) antes de enviarlo.

Más información que debes incluir cuando llenas una solicitud de admisión universitaria en los EE.UU.

La solicitud común de admisión y la mayoría de solicitudes específicas de cada institución tiene secciones especiales para atletas y artistas. Los artistas pueden incluir muestras de su trabajo, un CD con música original, una pequeña historia o una pieza de arte visual y los atletas pueden incluir todos los deportes practicados y los premios ganados.

Es ventajoso si incluyes algunos de estos logros en tu historia personal pero no te preocupes si no has practicado algún deporte o creado alguna obra de arte importante. Solamente si es apropiado, puedes también incluir otro tipo de material complementario a tu solicitud.

La mayoría del resto de la solicitud debe ser llenada por el consejero estudiantil de tu escuela secundaria o el profesor o profesores que te escriben recomendaciones. La solicitud común de admisión tiene una sección para estudiantes internacionales que deberá ser llenada por un consejero e incluye una evaluación y una lista de todos los puntajes de pruebas estandarizadas que se toman fuera de los EE.UU. (Exámenes O-level, Bachillerato Internacional, etc.)

La clave es asegurarse que todos aquellos de quienes necesites ayuda, desde los centros de pruebas hasta los profesores, tengan los materiales que necesitan a tiempo para que puedas enviar tu solicitud antes de la fecha límite.

Llenar una solicitud de admisión es un proceso intenso y no debe ser tomado a la ligera. Te da la oportunidad de presentarte en una forma que llame la atención de las instituciones de tu elección. Gran parte del proceso puede que no sea fascinante pero te alegrarás de haberte tomado ese tiempo extra para asegurarte que tu solicitud estuviera lo mejor posible.